A partir de ahora, las comunidades de vecinos podrán generar y consumir su propia electricidad, mediante la instalación de placas solares. 

Los poderes públicos aprobaron el día 5 de abril el Real Decreto 244/2019, que incluye una serie de medidas urgentes para fomentar la transición energética y la protección de los consumidores que quieran iniciarse en el autoconsumo energético.

Hasta hace unos días, la legislación española no permitía el autoabastecimiento energético a las comunidades de vecinos mediante el denominado “impuesto al sol”, que fue derogado hace cuatro meses con otro decreto-ley. Con esta norma, quedó el terreno listo para la nueva normativa, que se ha encargado de definir las modalidades que existen, los tipos de autoconsumidores, el autoconsumo colectivo, los procedimientos de conexión, los contratos con la comercializadora, el régimen económico, como inscribirse como autoconsumidor, la venta de la energía a la red y la compensación por ella.

Lo más importante para las comunidades de vecinos, antes de lanzarse al autoabastecimiento, es conocer las diferencias entre las distintas modalidades de consumo y los tipos de autoconsumidores. Lo más adecuado es asesorarse mediante el Administrador de Fincas colegiado de la comunidad, él es el mejor aliado, conoce los consumos al detalle y las áreas adecuadas para la instalación de las placas solares.